Encuentran muerto en la habitación de su hotel al baterista de la banda Foo Fighters en plena gira musical.

“La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestro querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre” Comentó la banda por medio de redes sociales.

Duro golpe para el mundo del rock:

Encuentran muerto en la habitación de su hotel al baterista de la banda Foo Fighters en plena gira musical.

Gran dolor y pesar en todo el mundo del rock tras la pérdida del talentoso Taylor Hawkins a los 50 años de edad, el músico fue encontrado muerto previo a una actividad junto a su banda en Bogotá.

Esto fue confirmado por la propia banda de rock, la cual en un breve comunicado expresan:

“La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestra querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre”

"Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad sea tratada con el máximo respeto en este momento inimaginablemente difícil". 

Nació en Forth Worth, Texas el 17 de febrero de 1972, de muy pequeño comenzó su carrera musical, percusionista clásico en sus inicisios donde ya en al adolescencia encuentra su verdadero camino, el Rock  and Roll gracias a las influencias que siempre mencionaba. Stewart Copeland de The Police, y Roger Taylor de Queen.

Solo hace algunos días estuvo de paso por Chile en la fiesta de la música Lollapalooza, donde paso al frente para interpretar una impresionante versión de Somebody to love de Queen la cual compartimos a continuación.

En las filas de Foo Fighters dejó huella con su toque explosivo y pantalones cortos. Era un torbellino de brazos y piernas cuando entraba en trance. Grabó siete álbumes con el grupo y –temporada tras temporada, machacando platillos y timbales– no paraba de ganar aplomo. A estas alturas no daba la impresión de que nada pudiera torcerse. A veces se turnaba con Dave Grohl para cantar 'Somebody to Love', de Queen. Estaba casado, tenía tres hijos, de entre 8 y 16 años, y pensaba celebrar por todo lo grande con la familia los nuevos Grammy que muy probablemente consiga la banda dentro de una semana.