Niños envueltos con hojas de parra

Es un plato apto para todo paladar . Sus ingredientes son sanos y saben deliciosos. Para introducir este tipo de plato en los niños es bueno explicarles que sólo se llaman así por el parecido que tienen a un bebé en su manta.

Ingredientes

4 raciones

  1. 3/4 kg una buena carne molida. Sugiero posta

  2. 1 manojo cilantro bien picado

  3. 3 tazas arroz

  4. 1 tarro de salsa de tomates (la que viene en bolsa también sirve)

  5. 1 diente ajo grande o dos chicos

  6. 3 unidades cebollín o cebolla de verdeo picado en cuadros muy finos

  7. 2 cdas cebolla picada en cuadros finos

  8. 1 pimiento morrón de cualquier color, picado en cubitos pequeños

  9. hojas parra cantidad necesaria (1 hoja = 1 niño envuelto)

  10. jugo de un limón

 

Pasos

50 minutos

  1. Ablandar las hojas de parra en agua caliente por unos minutos. No deben cocerse. Estilar y reservar

      
  2. Poner la carne en una fuente honda y agregarle el cilantro, la salsa de tomates, el ajo picado finamente, el cebollín, la cebolla, el pimiento picado y el arroz crudo. Condimentar con las especias que sean de su agrado, por ejemplo pimienta y comino. Agregar sal en forma moderada porque la salsa ya la contiene.

      
  3. Unir todo con una cuchara de madera o si lo prefiere, con las manos porque se integran mejor todos los ingredientes

      
  4. Poner una hoja sobre la mesa de trabajo e ir poniendo el relleno en forma de cilindro, del tamaño del dedo índice. Doblar las esquinas superiores de la hoja y empezar a enrollar hacia adelante con la precaución de seguir doblando la hoja en los costados.

      
  5. Una vez enrollada poner en una olla arrocera u otra no muy alta. La olla debe venir con el fondo aceitado y con una cama de hojas de parra sin cocer. Ir poniendo allí los niños de modo que queden uno al lado del otro para que no se desarmen al hervir. Se puede ir poniendo varias capas de niños, unos sobre otros, sin problema. Una vez terminados la cantidad de niños no debe exceder las 3/4 partes de la olla.

      
  6. Poner sobre los niños una capa de hojas y sobre eso un plato extendido vuelto hacia abajo. Sobre ello poner un peso encima para que no floten. (Yo le pongo una piedra que tengo para cocinar esos platos)

      
  7. Verter agua caliente, (cantidad suficiente para cubrir el contenido) agregar sal al agua y poner al fuego. Echar el jugo de limón, esperar que hierva y poner sobre un tostador. Una vez que vuelve a hervir, bajar la potencia del fuego, manteniendo la ebullición por 30 minutos.

      
  8. Servir varias unidades por persona