Dos contrabajistas de la Escuela Artística fueron seleccionados para integrar orquesta FOJI Ñuble

Daniel Manríquez e Iván Palacios son alumnos de la profesora María José López. Durante la pandemia se adaptaron a ensayos online y sólo en los últimos meses fueron presenciales.

El esfuerzo ha valido la pena para los músicos Daniel Manríquez e Iván Palacios, de la Escuela de Cultura Artística Claudio Arrau León, pues resultaron seleccionados en las becas 2022 para la Orquesta Regional Ñuble, de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles (FOJI). Ambos se forman con la destacada intérprete María José López, quien fue notificada de este nuevo e importante logro en su trayectoria musical.

 

‘Me llena de orgullo que jóvenes tan esforzados y talentosos obtengan este resultado en las postulaciones a las becas, ya que nos preparamos arduamente para que pudieran ser parte de la orquesta regional. A pesar del año difícil por la pandemia, ellos estuvieron ahí, al pie del cañón, practicando y asistiendo a todas sus clases. Esto es un estímulo y los músicos son un ejemplo para las futuras generaciones de intérpretes de la comuna’, comparte.

 

Este logro va en concordancia con numerosas participaciones que se han adjudicado músicos de la Escuela Artística en años pasados. Desde que Ñuble dependía del Biobío hasta su independencia actual, muchos intérpretes de este establecimiento se han desenvuelto en lo más selecto de la música docta.

 

La violinista Carmen Gloria Mella es la directora de la Orquesta Sinfónica Claudio Arrau León y manifiesta su orgullo por mantener su presencia en las orquestas FOJI a lo largo de mucho tiempo, pese a las recientes dificultades por la crisis sanitaria mundial.

 

‘Ellos han trabajado con nosotros en la orquesta en años anteriores. Son jóvenes muy valiosos, muy comprometidos y muy responsables. Estoy feliz por ellos, les deseo el mayor de los éxitos, porque esto va a motivarlos y a perfeccionar todo su conocimiento musical. Es una gran experiencia integrar la FOJI Ñuble, por todo lo que implica como trabajo artístico’, resalta.

 

La directora Mella reconoce y destaca el mérito de los jóvenes y su profesora, por estos dos nuevos cupos. También constituye una gran satisfacción para la orquesta que dirige desde su creación como orquesta de cámara, en 2002.